En 1990, a la edad de 22 años, Jörg Schauer se convirtió en relojero independiente. Su objetivo era crear relojes mecánicos de alta calidad que combinaran soluciones de alta tecnología con un extraordinario diseño. Al principio logró su meta produciendo relojes exclusivos a pedido, principalmente en oro y platino, para clientes especializados. Pero no pasó mucho tiempo antes de que empezara a producir los primeros modelos según sus propios diseños. Así creó más de 400 relojes en un período de cinco años, los que se vendieron por todo el mundo y se convirtieron en parte de muchas colecciones.

En 1995, su deseo de presentar una colección bajo su propio nombre llevó a la fundación de la marca Jörg Schauer en Engelsbrand, Selva Negra. El sello de esta marca es su engaste de 12 tornillos, que también le sirve de identificador. Junto a unos cuantos empleados de sobresalientes calificaciones se ocupó de cada aspecto, desde el diseño, producción de prototipos, modificación y refinamiento de la maquinaria hasta la producción de cajas y la impresión y barnizado de esferas. Toda asistencia necesaria fue requerida preferentemente a especialistas locales.

Sus extraordinarias habilidades de producción y la flexibilidad adquirida durante sus primeros años como relojero son la base en la que desde entonces apoya su línea de producción en serie. Esto ha producido numerosas pequeñas series con maquinarias que suelen convertirse en objetos de colección. Jörg Schauer crea un máximo de 500 relojes al año. Al limitar estrictamente su producción anual, ha preferido una perceptible calidad al “crecimiento a cualquier precio”. Esta estricta limitación asegura que cada coleccionista de relojes lleve un reloj muy especial.
Deutsch   |   English   |   Français   |   Español